Sencillos trucos en las redes sociales que te ayudarán en tu negocio

Sencillos trucos en las redes sociales que te ayudarán en tu negocio




Hoy en día no solo las grandes empresas han elegido las redes sociales, como uno de los medios más fáciles y efectivos de llegar al público en general. Los pequeños negocios, Pymes e incluso autónomos han comprendido que es en las principales redes sociales, donde pueden estar en contacto permanente con sus clientes, atendido sus dudas y planificando diariamente nuevas estrategias para adaptarse a los constantes cambios del mercado.

Como no muchos disponen de los amplios presupuestos en marketing que pueden tener grandes marcas comerciales, es muy aconsejable recurrir a otro tipo de trucos o estrategias que son bastante sencillos de llevar a cabo, y que pueden reportar grandes beneficios ya no solo por la imagen de dinamismo y actividad que da la empresa, sino por que también tendrá un retorno de posibles clientes interesados en nuestros servicios o productos.

Uno de los principales trucos que se aconsejan para cualquier negocio, es la de interactuar ya no solo con nuestros actuales clientes, sino la de hacerlo con empresas que realicen nuestra misma actividad. Es especialmente en grupos de nuestro sector, donde en las principales redes sociales, especialmente en Facebook, Twitter y Google+, donde podremos conocer las novedades, estrategias y salud de nuestro nicho de negocio, planteando nuestras dudas e intercambiando impresiones.


En nuestra propia página de Facebook, establecer un diálogo o relación que motive a nuestra audiencia, es tan fácil y efectivo como por ejemplo plantear preguntas directamente en nuestra publicaciones, sobre qué opción prefieres, cuales son sus preferencias ante un determinado producto o servicio, etc. Igualmente realizar encuestas o recurrir a una sutil invitación a participar como “Completa la frase…” son otras estrategias que te ayudaran a mantener el interés de tus fans en tu sitio y por lo tanto en tu negocio.

Actuaciones tan sencillas como dar un simple “me gusta” a una página o el comentar una determinada entrada de nuestro sector, puede ser el inicio de una relación que nos podría llevar a tener nuevos clientes o a conocer posibles nuevos distribuidores para nuestro negocio. Estas acciones, actuarán como un valioso hito que invitará a aquellas personas que leen los comentarios a una más que posible visita a nuestro negocio y a una no menos posible, conversión.

Esta interacción, debe acompañarse de una adecuada estrategia de documentación, con lo que deberíamos seguir a las principales cuentas que tenemos como referencia y observar su modo de actuar en las redes sociales. Nos referimos a la manera de dirigirse a sus seguidores y por lo tanto target. El tono y el trato debe ser correcto pero distendido, con el respeto que merecen los clientes, sin olvidar que nuestro propósito es establecer un lazo “engagement” que perdure en el tiempo, con la idea de que asocien nuestra empresa con valores como calidad y profesionalidad.

Como podemos percibir, todo gira en torno a las relaciones y la comunicación. De nada sirve tener una presencia en una red social, si no la surtimos con contenido y material valioso para quien la visita, buscando información, consejos, ofertas sobre unos determinados productos. Al ser un referente y una primera impresión para alguien que no nos conoce, pero si esta buscando lo que nosotros vendemos, es vital ofrecer una imagen sobresaliente sobre el interés, las ganas y tiempo que invertimos en mantener la imagen de nuestro negocio en internet.

Si embargo, no solamente debemos centrarnos en muchos casos en el aspecto online, ya que dependiendo de nuestro tipo de negocio, en muchos casos es conveniente una campaña física de marketing a modo de apoyo, que acompañe nuestra estrategia en las redes sociales. Este motivo, lo podemos ver por ejemplo en el uso de los conocidos códigos QR que se ven en folletos, tarjetas o posters, los cuales derivan a nuestra dirección en internet a aquellas personas que aceden inicialmente en una primera toma de contacto con nuestro negocio.

Lo ideal en cualquier estrategia de marketing, es encontrar el equilibrio perfecto entre una clásica campaña, apoyada por las maneras tradicionales suficientemente contrastadas, junto a la serie de diversos trucos que realizamos en las redes sociales, muchos de ellos, productos de la experiencia y continúa práctica y cuya efectividad vamos comprobando sobre la marcha, variando en muchos casos de uno a otro, dependiendo del tipo de negocio, objeto de aplicación.

Más información en este post.